jueves, 7 de agosto de 2008

Manifiesto del amor marxista II


En virtud del papel preeminente que habían tenido los hombres en la agricultura extensiva, en los proyectos de irrigación y construcción, así como en la cría de animales, se apropiaron poco a poco del excedente, definiéndolo como propiedad privada. Estas riquezas potencian la institución del matrimonio y de la familia y dan una estabilidad legal a la propiedad y a su herencia. Con el matrimonio monogámico, la esposa fue colocada bajo el completo control del marido, que tenía así la seguridad de tener hijos legítimos como herederos de su riqueza.

Con la apropiación por parte de los hombres de la mayor parte de la actividad social productiva, y con la aparición de la familia, las mujeres fueron encerradas en casa al servicio del marido y la familia. El aparato estatal fue creado para reforzar y legalizar la institución de la propiedad privada, el dominio masculino y la familia patriarcal, santificada luego por la religión.

Este es, brevemente, el punto de vista marxista sobre el origen de la opresión de la mujer.

9 comentarios:

Bichicome dijo...

o sea que las mujeres son esclavas de su familia...

CLAUDE dijo...

Algo anda mal, Zombie: la liberación femenina se produjo hace décadas y todavía tenemos Estado. Pensé que una vez libres serían nuestras aliadas contra el Estado. Me equivoqué. Una vez libres quisieron ser jefas de Estado. Y lo peor de todo es que lo consiguieron y resultaron ser peores que nosotros en el poder. ¡Todo mal!

Matty Ramone dijo...

Tiempazo que no entro por estos lares. En fin, el 15 de Agosto estaremos dando el golpe revolucionario en Troya.
Bo, vale saludar (vos me recenoces, yo a vos no :-S)

Por las dudas, voy a estar con el pelo atado (el peinado menos punk que puede existir)

Cuidese zombie

vladimir maiakovski dijo...

a las mujeres hay que atarlas a la pata de la mesa de la cocina.

Ana Estu dijo...

Estoy completamente de acuerdo.
¿Leiste el manifiesto SKUM de Valeri Solanas.?

серый человек dijo...

Che...te tiro la moral abajo. Ese Trotski que vemos leyendo en el parque de los Aliados si no fuera por la cara diria que es el limitado mental de Green Day. Con esa estampa es una falta de respeto al finado Bronstein, a su esposa y a sus chiquiticientas amantes. Haga algo al respecto!

Salutes!

Julián dijo...

¿Los capitalistas escuchan BLONDIE? Recién me desayuno! (siempre quise escribir cualquiera de las dos frases, gracias a APTRA por lo que merezco)

).(fans de julián).( dijo...

¡Patrañas! Somos esclavas de Julián y nos encanta.

Lina Masaki dijo...

Vos te morís por un cuarto de libra con queso y papas y una coca-cola.